24 de marzo de 2013

{domingo de rastro}

Hoy ha sido un día entero. Entero porque he hecho muchas de las pequeñas cosas que me gustan y me hacen feliz : levantarme relativamente tarde (últimamente madrugo demasiado, y aunque también me gusta madrugar...estoy de vacaciones!), desayunar en calma con mi compañerito (no siempre coincidimos en los buenos días), y planear algo distinto para hacer un domingo lluvioso. 
Así que nos hemos ido a pasar el día al pueblo de Navacerrada. Los domingos ponen un rastro muy peculiar...pasen y vean lo que han visto mis pupilas :)

 Viejas botellas...

 un paraíso para Diógenes...



Montones de muñecos...


 y muñecas...


 Maletas para viajar...


Pero lo que más me ha gustado,  y a puntito he estado de llevármelo (menos mal que luego mi raciocinio no ha querido ni preguntar el precio porque rápidamente ha pensado que, a parte de estético, histórico y bellísimo, no sirve para nada y no tengo donde meterlo)....una maleta vintage para ir de PICNIC!





Después de ver este peculiar rinconcito de la sierra de Madrid,  hemos  paseado bajo la lluvia y, mojados, hemos regresado a nuestro hogar, soñando y palpando ya cómo será el próximo....

3 comentarios:

  1. Que bonito domingo, me encanta cuando puedes vivir la vida con calma y disfrutando todos los momentos :)

    ResponderEliminar
  2. Eh! esa maleta mola!!! tenias q haberla comprado ;)

    ResponderEliminar